¿Por qué deberías pasarte al autoconsumo?




La Tierra recibe suficiente energía solar en una hora como para abastecer al mundo entero durante un año. Desde Acquaener te contamos por qué creemos que pasarse al autoconsumo a día de hoy puede ser una de las mejores inversiones de tu vida. Estos son, entre otros, algunos de los motivos.


1. Reducirá el precio de tu factura de la luz


La electricidad cada día aumenta su precio y, por desgracia, no tiene pinta de disminuir. Y tiene una explicación. Según el Banco de España hay tres razones por las que cada día pagamos más por este servicio: el aumento del precio de los derechos de emisión de CO2 (que sube debido a que la Unión Europea pretende disminuir el uso de los combustibles fósiles), el aumento del precio del gas en el mercado internacional y la ampliación de la base imponible de impuestos y el traspaso a minoristas.


España importa estos combustibles para su producción de electricidad y, por tanto, es imprescindible dejar de depender de la red eléctrica convencional para poder evitar estas subidas de precio. El autoconsumo es una inversión que te permitirá beneficiarte de la luz del sol para generar una energía gratuita, ilimitada y sostenible.



2. Las administraciones públicas te ofrecen ayudas y subvenciones


Debido a la emergencia climática, las administraciones públicas apuestan por el uso del sector de las energías renovables. Por ello, el gobierno español y la Unión Europea ofrecen ayudas y subvenciones por la instalación de mecanismos de producción de energías limpias.


A nivel local, muchos ayuntamientos bonifican hasta el 50% del impuesto del IBI por instalar placas solares en casa. Es decir, el precio anual de este pago municipal se puede ver reducido hasta la mitad durante años.


Por otro lado, se permite la deducción del IRPF del 40% de lo invertido por la instalación de placas solares u otras energías renovables en viviendas.


3. Mejorarás la salud del planeta


Según la Organización de las Naciones Unidas durante los últimos siglos hemos disminuido alrededor del 75% la biodiversidad de la Tierra. Esta biodiversidad es clave para contrarrestar el riesgo de que puedan surgir nuevas enfermedades o plagas. La producción de energía conlleva la explotación de la biodiversidad y la emisión de CO2 a la atmósfera, cosa que incide notablemente sobre la salud de la Tierra y, por tanto, sobre la nuestra.


La energía solar fotovoltaica es no contaminante, ilimitada y renovable. Su producción tiene impacto 0 sobre el medio ambiente. Pasarse al autoconsumo es comprometerse con el futuro.