¿HAS INTENTADO ALGUNA VEZ AHORRAR SIN MEDIR ANTES?


La población se muestra preocupada porque su gasto energético siga aumentando. Esta preocupación por el gasto en energía implica que los usuarios cada vez toman mayor conciencia sobre sus pautas de consumo y medidas de ahorro.

La comparación de tarifas es el primer paso, pero de igual manera es recomendable optar por sistemas más eficientes en nuestras viviendas (calefacción, electrodomésticos, iluminación,…) para que nos ayuden con el ahorro energético y consecuentemente con el ahorro económico.

Según estudios recientes, por ejemplo un hogar con una potencia contratada de 3,45 kW y un consumo medio anual de 3.850 kWh se podría ahorrar una media anual de alrededor de 115 € solo con elegir la comercializadora adecuada.

Pero si además eres capaz de reducir tú consumo energético entre un 10-15% podemos hablar de 100 € más de ahorro. Y, ¿cómo logramos reducir el consumo energético? Primero conociéndolo. ¿Has intentado alguna vez ahorrar sin medir antes?

Imposible, ¿verdad? La medición resulta un factor clave en todo proceso de mejora. Lo que no se mide no se conoce, por tanto no se tendrá evidencia objetiva relativa del ahorro.

MIDE-CONOCE-CONTROLA-AHORRA

Compra ahora mismo tu medidor de energía y empieza a ahorrar.

Featured Posts